Prótesis bucofacial

La pérdida dentaria puede deberse a diferentes causas y conlleva ciertas consecuencias como pueden ser el movimiento de los dientes remanentes o la pérdida de hueso, lo que acaba produciendo alteraciones estéticas y funcionales. Por ello, para una correcta función y estética, es importante la reposición de los dientes ausentes.

  El reemplazo de los dientes perdidos se hace mediante prótesis. Las prótesis pueden ser unitarias (de un solo diente), parciales (de varios dientes) y completas (todos los dientes). Asimismo, éstas pueden ser removibles, es decir que el paciente se las puede quitar y poner él mismo, pudiendo ser de resina o combinadas con metal (esquelético). También pueden ser prótesis fijas y apoyarse sobre los dientes remanentes (puentes o fundas) o sobre implantes.